• ESTADO DEL CULTIVO DEL ALMENDRO EN CASTILLA-LA MANCHA. Por Fernando Pinedo

    3 de julio de 2020. Castilla la Mancha

     

    Período de observación:

    Del 27 de junio al 3 de julio de 2020.

     

    Zona:

    Motilla del Palancar  (Cuenca)

     

    El clima:

    Esta última semana, hemos terminado el mes de junio, alcanzado temperaturas record, como los 37,6ºC que se registraron el pasado lunes. Estas altas temperaturas han ido acompañadas de vientos moderados y muy secos que han alcanzado el lunes y el jueves rachas de hasta 40 km/h, provocando caída de árboles jóvenes mal entutorados o con poda deficiente.

    • Temperatura: 31,6ºC a 37,6ºC Máx. 14ºC a 17,8ºC Mín.
    • Velocidad del viento: entre 15-24 km/h, predominando los vientos de componente Oeste y Noroeste y con rachas de hasta 40 km/h.
    • Lluvias: 0 L/m2
    • El cielo: Totalmente despejado

     

    El árbol:

    Las plantaciones en general presentan buen aspecto tanto en secano como en regadío, ya que hasta ahora los almendros han tenido a su disposición agua suficiente en el suelo para cubrir sus necesidades.

    Los árboles han tenido crecimientos vegetativos muy buenos, con un gran número de brotes nuevos, pero las altas temperaturas registradas durante la última semana han provocado que el almendro entre en parada vegetativa.

    En cuanto al fruto, el grano se encuentra completamente formado, siendo este de muy buen tamaño en general y el endurecimiento de la cáscara prácticamente ha finalizado en todas las variedades.

     

    Observaciones:

    Comienzan a verse los primeros síntomas de los estragos causados por avispilla en las plantaciones donde no se han realizado tratamientos o estos se han hecho a destiempo.

    Recordamos la importancia de que todo el mundo realice los tratamientos para minimizar los daños producidos por esta plaga, ya que en los casos más severos se puede llegar a perder el 90% de la cosecha.

    Con el aumento de las temperaturas esta semana hemos visto parcelas afectadas por mosquito verde, anarsia, araña roja y empiezan a verse los primeros ataques de tigre.

    En cuanto a enfermedades, en parcelas donde no se han realizado tratamientos hemos visto árboles muy afectados de mancha ocre, cribado y monilia. También empiezan a verse almendros con verticilosis, si bien se trata de casos aislados.

    Este año hay muchas plantaciones afectadas de clorosis férrica y otras carencias nutricionales.

    Recomendamos ponerse en contacto con el equipo técnico de CRISOLAR, para realizar análisis foliares que permitan el diagnóstico de posibles carencias de elementos nutritivos.

    Lo ideal sería realizar anualmente un análisis de hoja, muestreando siempre los mismos árboles y en la misma época del año.

    Los meses de junio y julio son los más idóneos para realizar la recogida de muestras y el consiguiente análisis foliar.

    Árbol de Marinada cargado de cosecha.

    Árbol de Constantí.

    Árbol de Vairo.

    Detalle de fruto de Constantí.

    Detalle de fruto de Vairo.

     

    Almendro con un 90% de cosecha perdida por avispilla.

    Detalle de frutos donde se aprecia la diferencia entre almendras afectadas por avispilla y sanas.

    Estado actual de almendras con avispilla.

    Grano de almendra totalmente comido por la larva de avispilla.

    Árbol muy afectado por mancha ocre debido a la falta de tratamientos fitosanitarios.

    Árbol afectado por verticilosis.

    Detalle de hoja en almendro con clorosis férrica.

Comments are closed.