• INCIDENCIA DE HELADAS Y OTROS ASPECTOS DEL CULTIVO DEL ALMENDRO EN CIUDAD REAL Y TOLEDO. Por J. Domingo Caballero. 30 de marzo de 2021.

    Periodo de observación: Del 19 al 30 de marzo.

    Zona: Provincias de Ciudad Real y Toledo

     

    Las heladas producidas durante el fin de semana y especialmente la caída la noche del sábado al domingo 20-21/03/2021 arrojo temperaturas de -0,3ºC a -4,5ºC en numerosos municipios de las dos provincias, siendo lo más frecuente temperaturas de -1ºC y -2ºC.

    Los daños han sido generales, siendo totales o parciales según qué municipio y zonas muy concretas. Predominando dentro de un mismo municipio, zonas totalmente heladas, parcialmente heladas y con una incidencia mínima, dependiendo esta circunstancia de la diferencia de cota o altura de las diferentes parcelas, orientación N-S, efecto térmico por proximidad con ríos, arroyos, lagunas etc. Destacar que siempre en las zonas bajas encontramos  una mayor incidencia de heladas que en las zonas altas, incluso dentro de una misma parcela.

    Municipios de Toledo: Carmena, Noves, Torrijos, Madridéjos, Mora, Manzaneque, Tembleque, La Guardia, podemos confirmar de forma directa o indirecta que los daños oscilan entre el 80-90% de pérdidas con respecto a lo producido en 2020.

    Municipios de Toledo: Los Yébenes, Marjaliza, Sonseca, Campo de Criptana, que tienen diferente orografía encontramos parcelas totalmente heladas, parcialmente heladas y parcelas con daños imperceptibles, considerando los daños entre el 50%-60%-70% de perdidas con respecto a lo producido en 2020.

    Municipios de Toledo: Corral de Almaguer, Villatobas, Villarrubia de Santiago, detectamos heladas pero con una incidencia mínima entre el 10-20% de daños con respecto a lo producido en 2020.

    Municipios de Ciudad Real: Daimiel, Pozuelo de Calatrava, Valenzuela de Calatrava, Granátula de Calatrava, Calzada de Calatrava, Argamasilla del Alba, Manzanares, las heladas han producido unos daños por perdidas de cosecha entre el 70% y 90% con respecto lo producido en 2020.

    En estos últimos municipios nos ha llamado la atención y casi sorprendido, que todas las variedades tardías como; guara, vairo, constanti, lauranne, marinada, todavía tenemos, flores sin polinizar, flores en caída de petalos, frutos recién cuajados y frutos en crecimiento. Contrastamos datos del año anterior y confirmamos que el día 9/03/2021 ya se estaba produciendo la caída de petalos y cuajado de frutos, por lo que tenemos un diferencial de 15 días. Otra circunstancia que se da este año y que podemos comprobar consultando a varios productores, es que a inicio de mes si había floración, pero que ésta, está durando mucho en tarda en producirse la caída de pétalos.

    De aquí sacamos varias conclusiones y comprobamos in situ. Un año normal desde que se produce la plena floración hasta que comienza la caída de pétalos por inicio cuajado de fruto,  todo este proceso transcurre prácticamente en una semana. No es normal que una flor esté sin polinizar y se mantenga igual durante 15 días, confundiendo al productor, porque piensa que cuando todas estas flores polinicen tendrá un cosechón. Comprobamos que estos árboles tienen muy pocas flores cuajadas, a las cuales ya si se le han caído los pétalos y observamos fruto, pero la mayoría sorprendentemente están igual que el primer día sin haber evolucionado. Si analizamos detenidamente estas flores nos damos cuenta que no son viables por aborto pistilar, carecen de ovario, por lo que ni tienen, ni tendrán fruto. Esta circunstancia que otros años se ha dado principalmente en la variedad Vairo, este año en mayor o menor medida se está dando en todas las variedades, con una incidencia destacada en la propia  Vairo y Lauranne. Esta anomalía tendrá en algunas zonas y parcelas una incidencia negativa de cara a la producción, mayor incluso que la propia helada.

    Por lo que este año tenemos dos causas que interfieren negativamente en la producción, las heladas y las flores vacías por aborto pistilar, achacable esta última cuestión  principalmente a los desequilibrios biológicos sufridos en los cultivares a causa de los 15-20 días que duró la nevada caída este invierno.

    Otra circunstancia que ya empezamos a considerar, por los datos que hemos recogido, y que iremos confirmando, aunque siempre esperamos que esto cambie, es la sequía que se avecina. En los primeros seis meses del año agrícola no llevamos recogidos 200 L/m2 lo cual tendrá una repercusión negativa en las producciones de secano.

    Con todos estos datos ya podemos confirmar que la cosecha venidera será bastante más reducida que la anterior, aunque a fecha de hoy sería  muy atrevido dar una cifra exacta, ya que por todo lo comentado anteriormente, no todas las parcelas tienen definido el fruto por una causa u otra. Esto se irá confirmando de una forma mucha más clara conforme vayan pasando los días y los árboles nos vayan mostrando lo que realmente queda.

     

    FOTOS DONDE SE APRECIA TODO LO EXPUESTO ANTERIORMENTE.

    Detalle de frutos de Guara recién cuajados, unos afectados por la helada y otros sanos dentro del mismo árbol.

    Flor con ovario necrosado por helada, aún estando protegido por pétalos y sépalos.

    Detalle de fruto recién cuajado y no afectado por la helada.

    Detalle de fruto recién cuajado y helado.

    Ala izquierda detalle de flor carente de ovario por aborto pistilar y a la derecha flor con fruto recién cuajado y sano.

     

     

     

     

     

Comments are closed.