• ESTADO DEL CULTIVO DEL ALMENDRO EN CASTILLA-LA MANCHA

    Climatología

    Esta primavera que acabamos de pasar, en Castilla-La Mancha ha sido más cálida y seca que la media de los últimos años y con grandes diferencias entre los meses de marzo y mayo que fueron secos y con temperaturas altas y el mes de abril, que fue húmedo y con temperaturas más bajas de lo normal.

    Así, la primavera ha sido muy cálida en Toledo y cálida en el resto de provincias de la comunidad.

    Hay que destacar que en la zona occidental de , la precipitación apenas ha llegado a los 40 milímetros, por lo que la situación es ya de sequía. la parte occidental de Ciudad Real también presenta una situación parecida.

    La Agencia Estatal de Metereología, prevé que Castilla-La Mancha tendrá un verano más cálido de lo normal y con precipitaciones normales en esa época sel año, esperándose 96 mm en la zona de Molina de Aragón en Guadalajara, 71 mm en Cuenca, 53 mm en Los Llanos de Albacete, 39 mm en Toledo y 36 mm en Ciudad Real.

    De cara a los próximos días, la AEMET ha apuntado que sufriremos la primera ola de calor en Castilla-La Mancha, alcanzando temperaturas de más de 40 grados en Toledo y Ciudad Real y con temperaturas mínimas que serán altas en todas las provincias. a esto hay que sumarle que no se esperan precipitaciones a corto plazo.

    Desarrollo del fruto

    Ahora mismo, el fruto de todas las variedades de almendro presentan la cáscara dura y un grano bien desarrollado en general, pero si las temperaturas aumentan como se prevé y continúa la sequía, en las plantaciones de secano, el tamaño del grano puede verse mermado dando lugar a una pérdida de rendimiento.

    Estado sanitario de los árboles

    En cuanto a enfermedades fúngicas, hasta ahora se ha erguido viendo monilia, cribado y abolladura, que con la subida de temperaturas van cediendo poco apoco.

    Respecto a las plagas, se siguen viendo casos de clytra, como ya comentamos hace días, y van apareciendo otras como oruga verde y mosquito verde al ir aumentando las temperaturas.

    Mosquito verde (Empoasca ssp.)

    Esta plaga es fácil de identificar porque los insectos, de forma alargada y color verde claro, saltan y vuelan de una hoja a otra cuando nos acercamos a las plantas.

    Gracias a su aparato bucal chupador,  succionan la savia de los vasos conductores (floema) en los nervios principales de las hojas, provocando deformaciones, amarilleamiento y necrosis de las partes apicales de las hojas.

    El máximo de población se produce en verano.Por este motivo el tratamiento contra esta plaga es de gran importancia, sobre todo en plantaciones jóvenes y árboles injertados que pueden reducir su crecimiento. Los ataques fuertes en brotación dan lugar brotes deformes con entrenudos cortos y caída prematura de hojas.

    los tratamientos pueden hacerse con Tau-fluvalinato 24%, buscando formulaciones autorizadas para esta plaga en almendro.

    Árbol de Lauranne en Villanueva de la Jara

    Estado de la cáscara en el fruto

    Detalle de mosquito verde

    Deformación de hojas y brotes por mosquito verde

     

    NOTA  DE INTERÉS

    Ahora, durante los meses de junio y julio es el momento de realizar los análisis de hoja en el árbol, que permiten conocer el contenido mineral de la planta y la detección de posibles carencias de elementos nutritivos que hace posible ver  la respuesta de los árboles al plan de abonado.

    Se recomienda realizar anualmente un análisis foliar de macro-elementos (N, P, K, Ca y Mg) y cada cinco años, un análisis completo de todos los oligoelementos para detectar posibles deficiencias, que pueden afectar a la cantidad y calidad final de la cosecha.

    Crisolar dispone de laboratorio propio donde realizar este y otros tipos de análisis. En caso de estar interesados, es necesario ponerse en contacto con un técnico de la zona para que nos indique el modo de coger la muestra y nos informe de las tarifas.  Como siempre, los socios tendrán un importante descuento en este servicio.

     

Comments are closed.