• RECOMENDACIONES PARA EVITAR INCENDIOS EN LOS TRABAJOS AGRÍCOLAS ESTIVALES

    Este verano, debido a las condiciones climatológicas extremas que estamos sufriendo , con temperaturas más altas de lo normal, acompañadas de una importante sequía y de vientos  secos y cálidos, se están produciendo gran número de incendios por toda la geografía española.

    Vamos a comentar algunas medidas sencillas a llevar a cabo en las labores agrícolas durante esta época del año que pueden contribuir a disminuir los incendios provocados de forma accidental por el uso de maquinaria agrícola.

    1.- Aplicaciones fitosanitarias.-

    En el uso de espolvoreadores. Comprobar por si una vez superada la ITEAF, algún elemento del sistema de descarga eléctrica ha sido alterado.

    Es relativamente fácil si este elemento de seguridad ha sufrido algún tipo de alteración que en pleno funcionamiento salte alguna chispa que haga prender fuego el azufre y cause un incendio en el campo indeseado.

    Para el uso del resto de maquinaría como pulverizadores hidroneumáticos, pulverizadores hidráulicos o nebulizadores, no hay que tener demasiados cuidados en el manejo por ser el elemento principal a aplicar un líquido resultante de la mezcla de agua con insecticidas, abonos foliares o fungicidas.

    Extremar precauciones en elementos mecánicos que puedan salir ardiendo por fricción como las tomas de fuerza, ventiladores, ejes, etc.

    2.- Uso de trituradoras de restos vegetales, o rotovator.

    Sería deseable su uso en una franja horaria que evitara las horas de máxima insolación y altas temperaturas. Por ejemplo, evitar su uso desde las 12 del mediodía hasta las 8 de la tarde.

    Debido al escaso tiempo a la hora de realizar plantaciones de leñosos en maceta en terrenos de secano, es normal ver trabajando este tipo de maquinaria en horas próximas al mediodía durante el verano. Y resulta muy peligroso cuando este tipo de terrenos son pedregosos y muy próximos a masas forestales o monte bajo. Tan sólo con adoptar una decisión de trabajar de noche, estaríamos evitando en gran medida los indeseados focos calientes en zonas con acumulación de materia seca que ocasionarían incendios.

    3.- Uso de maquinaría agrícola de recolección tipo cosechadora y de maquinaria agrícola de  gestión de restos de cosecha tipo empacadoras.

    Lo mismo que en el caso anterior se aconsejaría para el uso de este tipo de maquinaria, pero no sería posible por el corto espacio de tiempo que hay para esas labores y la gran cantidad de superficie a trabajar.

    Pero sí se debe de extremar las precauciones y en cualquier caso disponer de un plan preventivo por si se diera el caso de incendio de la maquinaría o del terreno ocasionado por la fricción de elementos metálicos con el suelo. Disponer de extintores, por ejemplo, y en el caso de fincas tener siempre a disposición y a punto algún tipo de retroexcavadora o aperos para realizar cortafuegos de emergencia, así como remolques con cuba lleno de agua.

    Como conclusión, afirmar que cuando se origina un incendio, siempre se tiende a “criminalizar” al sector agrario, el cual es muy responsable en cuanto al cuidado del medio ambiente.

    La quema de rastrojos es una práctica agrícola que ya NADIE realiza salvo en casos puntuales con autorizaciones y un Plan Preventivo de Incendios.

    Tan sólo bastaría con tener en cuenta los aspectos anteriores para estar alerta y evitar desgracias mayores. Es nuestro futuro. Y depende de ello conservar nuestros montes.

Comments are closed.