• RAIF. EL CULTIVO DEL ALMENDRO EVOLUCIONA «ADECUADAMENTE» EN ANDALUCIA

    La Red de Alerta e Información Fitosanitaria de la Junta de Andalucía ha emitido un comunicado en el que detalla el estado sanitario del cultivo del almendro en Andalucía. En el citado informe especifica que el estado dominante es «J» (Fruto desarrollado), observándose el fruto totalmente formado y la cáscara terminándose de endurecer. Si bien, «a pesar de los rigores del verano, los árboles siguen presentando un adecuado aspecto y desarrollo vegetativo, incluso en el secano», afirma la RAIF.

    Respecto a plagas y enfermedades, lo más «destacable» según la Junta de Andalucía es el tigre del almendro (monosteira unicostata) y principalmente la mancha ocre (polystigigma ocraceum), los cuales se encuentran en niveles «altos« (casi 100% de brotes con presencia en Granada en la mayoría de las estaciones de control muestreadas), afectando principalmente a las variedades más sensibles.

    Evolución de las diferentes plagas

    Los índices de ataque los encabeza el tigre del almendro (monosteira unicostata), con un porcentaje de brotes atacados con formas vivas que oscila entre el 1,5% de Córdoba y el 20% en Granada. En cuanto a los ácaros, se han registrado un porcentaje de brotes atacados con formas vivas entre el 1 % y el 20% en Granada.

    Por su parte, la orugueta del almendro (aglaope infausta) se observa en las larvas de la segunda generación, mientras que en el caso del mosquito verde (empoasca sp.) el porcentaje de brotes atacados oscila entre el 1,6% y el 15%.

    En concreto, la mancha ocre presenta  un porcentaje de brotes con síntomas que oscila entre el 2,3% y el 100% en Granada. Asimismo, se ha detectado el cribado con su característico efecto de perdigonada sobre las hojas del almendro. El porcentaje de hojas con síntomas oscila entre el 0,8% y el 10%.

    La RAIF destaca que, en esta fecha, cuando aparece la segunda generación de orugueta del almendro se observan «leves» ataques en las hojas.

    Por otro lado, hay que recordar que «la aglaope ifausta» causa daños especialmente en el almendro, pero puede atacar también a otros frutales de hueso o pepita. Se trata de una pequeña mariposa de unos do centímetros de envergadura, cuerpo negro y alas grises. Sus orugas llegan a medir 15 mm y tienen una banda amarilla central longitudinal con puntos negros intercalados y dos bandas laterales de coloración violácea, además de dos bandas amarillas en los costados y presentan pelos urticantes.

Comments are closed.